La Preghiera dei Fratelli - FRATELLI DELLA COSTA - ITALIA Tavola di Messina

Vai ai contenuti

Menu principale:

La Preghiera dei Fratelli

Della Fratellanza








Preghiera dei  Fratelli  della  Costa


Mare, nostro Salso Maestro, che da Dio rifletti il tuo potere ed il tuo mistero, fa che il nostro  amore per te si rafforzi nella lotta che sosteniamo in te : infondi nella  nostra volontà la costanza delle tue maree, nei nostri cuori la calma delle tue baie protette, nelle nostre membra l‘energia indomabile delle tue onde più grandi, conservaci sempre liberi e concedi la tua forza ribelle per difendere e diffondere la nostra bella passione in ogni momento. E così sia.









Oraciòn de la Hermandad de la Costa
(Orazione originale Cilena)




Mar, en quien Dios refleja su poder y su misterio; yo Hermano de la Costa, vengo a decirte mi plegaria y formularte mi promesa.


Mar, padre de la vida, ten piedad de mi y de mis hermanos.


Se clemente con los que cruzan tus infinitas soledades y con los que navegan cerca de las riberas peligrosas; se clemente con los que estàn prisioneros en los hielos polares y con los que se hallan embrujados por la molice de los tròpicos.


Se generoso con capitanes, tripulantes y navìos. Permite que la mano del timonel domine la corriente y que el ojo del vigìa horade la bruma; permite que el brazo del nadador alcance la playa y que la boca del piloto lance a tiempo la orden salvadora.


Pon justicia y prudencia en los capitanes, la disciplina en las tripulaciones, valor y sangre frìa ed todos.


Haz que nuestro amor por ti se fortalezca en la lucha que sostenemos contra ti.


Da socorro al navegante abandonado en puerto extranjero; colma la red del pobre pescador.


Protege a todos tus hombres, desde el que ejerce alto mando hasta el vagabundo de los muelles.


Todos Te veneramos y te pertenecemos.


Infunde a nuestra voluntad la persistencia de tus mareas; a nuestros corazones tu sinceridad en las caletas abrigadas; a nuestros mùscolos la energìa de tus grandes olas.


Danos sobre todo, libertad.


Guardànos siempre libres, Mar indomable; libre come todos los pàjaros que sobre tus aguas reflejan sus sombras fugitivas y como todos los vientos que las rizan o provocan tu furia; dànos tu rebeldìa para defender nuestra libertad en todo momento y hasta la muerte.


Lìbranos de la tentaciòn de amagar la libertad de nuestro hermano o de cualquier otro hombre.


Prometo servirte, Mar jamàs impuro; prometo elogiar tus bellezas y revelarlas a quienes la ignoren; prometo prestar en cualquier momento toda la ayuda moral o material que me sea posible a mi hermano o a cualquier otro navegante en peligro; prometo servir a los navìos, trabajando para que se multipliquen las flotas de comercio y de placer; y para que ellas difundan la prosperidad y la alegrìa de vivir sobre tus aguas.


Prometo consagrarte todos los momentos de mi vida que me sea posible, de modo que tu leccìon de libertad y belleza me compenetre cada dìa màs, para que tus vientos y tus olas no permitan que sentimientos mezquinos se instalen en mi, para perfeccionarme sin cesar en las nobles y rudas tareas que tu impones.
Prometo ser leal contigo, con mis hermanos y con todos los hombres que, de cualquier modo, se encuentran consagradod a ti, mar soberano.


Escucha la plegaria y acepta la promesa que yo, hermano de la costa, te ofrezco y te formulo.


Hazme digno de ti, reflejo de Dios, patria de libertad, Mar poderoso.




                                                                     

 
Copyright 2016. All rights reserved.
Torna ai contenuti | Torna al menu